Cursillos

Hacer cursillos de formación NO es badenpowell, ¡zas! Ahí queda eso.

Vale, ahora que lo he soltado, me voy a explicar un poco.

El Problema.

Estamos en una Asociación en crisis, para estar a juego con la situación general. Lo más gracioso es que estas épocas de crisis deberían ser propicias para nosotros. ¿Porqué?, pues porque hacemos badenpowell.

Ya estamos.

Sí, ya estamos, claro que estamos. ¿Qué nos dice nuestro decálogo?, pues que la Guía es económica. Lo que toda la vida había sido austera. Pues eso cuando no hay dinero, tiramos de imaginación, lo que pasa es que nosotros tiramos de imaginación siempre, haya o no haya dinero. Es algo que nos hace parecer miserables y con un toque de “traperos”, pero en el fondo lo que viene a decir es que aprovechemos al máximo los recursos. ¿Por qué gastar dinero en materiales muy caros si con cosas de la naturaleza conseguimos resultados similares? ¿tan mal está reutilizar las telas de unos disfraces a otros? ¿o es muy cutre recoger pedazos de cartulinas para otra vez?. Pues no lo creo yo.

Lo que pasa es que nuestros chavales no saben ser económicos (austeros), ¿por qué?, porque nosotros tampoco lo somos. Nos vamos de campamento y si miras las programaciones (cosa que deberíamos poder hacer todos), las actividades llegan a ser talleres con materiales supercaros, espumas, cartulinas a mogollón, pinturas de colores miles, barnices.. cosas que además son contaminantes a saco. Yo lo veo por las actividades que preparan en los cursos de monitor, que cuando viene algún monitor (o adulto a cargo de chavales pero no titulado) ya talludito, de esos que no ha tenido 120 horas en su vida entre los 18 y 24 años para formarse con gente “igual” a él y les explica así como resabiadamente, “si, mira que te explico, en mi campamento vamos a la luna de ruta porque así conseguimos que los chavales de fuera se quieran quedar en el grupo”. No pasa nada si en Septiembre la salida de pases la hacemos en Valdegurriana y no vienen, “lo que pasa es que sus padres no saben de esto, ellos se lo pierden”. Tengo 700 chavales en el campamento, aunque en el curso hay 3, buenos eh, pero 3.

Este es un ejemplo de lo que digo, pero tampoco saben usar la brújula porque los monitores no sabemos y si me apuras ni montar una tienda porque se las encuentran montadas. Soy partidario de que los chavales se trabajen su campamento, lo monten, lo limpien, lo decoren y hasta lo diseñen, esto lo ha dicho alguien ya . Pero además soy partidario porque a mi me lo han hecho y por eso yo lo hago, porque además me parece el mejor método. Educar por la acción. Muy badenpowell.

Solución.

Muy fácil, hagamos badenpowell. Recordemos lo que los antiguos monitores nos enseñaron, recordemos sobre todo cómo nos lo enseñaron. Si quiero que aprendan morse, tendré que hacer juegos con ello, si quiero que aprendan a ir por la montaña, tendrán que preparar sus rutas y excursiones, si quiero comer durante la ruta tendrán que preparar el menú y saber manejar el “balón de gas para hacer fuego mejor”, si quiero que hagan actividades tendrán que proponerlas, decidirlas y proponerlas y además programarlas ¡toma ya!. Pero para eso nos lo tenemos que creer. No es un modo de trabajar, es un modo de vivir.

Apostilla.

Los cursos son necesarios, hay cosas que nos deben aclarar, eso de la legislación, la psicología evolutiva etc… además los viejos elefantes necesitan una excusa para cenar y bailar.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Cursillos

  1. Kiko de Trocha dice:

    ¿Cómo? ¿Que los niños hacen sus propios disfraces? ¿Como en los talleres textiles de China? Indignante. Lo siguiente será mandarlos a las minas de coltán.

  2. Alcibiades dice:

    Jjaja que exagerao.

    Bueno totalmente de acuerdo con el problema expuesto.Creo que es importante que empezemos a aplicar calidad en lugar de cantidad (si es que hay cantidad que a veces no hay ni eso), con la calidad ya llegara la cantidad si la necesitamos.

    Creo que aqui hay dos retos a corto plazo.En primer lugar, motivar en los cursos para que los asistentes apliquen lo aprendido y para que motiven a otros posibles asistentes.En segundo lugar, generar debate y tertulia sobre estos temas para que la gente empiece a darse cuenta de todas las cosas que hay que mejorar.Para ello blogs como estos son geniales, aunque lo malo es que igual no lo mira el publico que deberia leerlo.

    Con todo esto no estoy diciendo que no haya que hacer promocion u otras cosas, creo que un grupo guía tiene que marcar unas pautas de trabajo que se aplican a muuuchas cosas pero la formación y sobre todo la EDUCACIÓN es vital.La formación logicamente como dice Charly no es ir a cursos es aplicarla luego.

  3. Alcibiades dice:

    Me encanta este blog!, sólo falta ahora que más gente lo lea y que haya mas vidilla en la sección de comentarios….q a mi no me comentais na!

  4. Kiko de Trocha dice:

    Por cierto, Charly, chulísima la imagen de la pizarra.

  5. ernesto dice:

    Nos hemos desnaturalizdo…
    Cuando a veces preguntamos el porqué del fracaso, tenemos que empezar a mirar un poco al ombligo….
    Mi primer campamento (el primero del 10 en Panticosa 1981), y en los sucesivos, no había medios materiales: las tiendas de campaña prestadas, evidentemente sin luz y sin ningún tipo de construcción, sin vehículo más que el pobre padre que le tocaba ponerlo al servicio del campamento. Los talleres y actividades sin medios de ningún tipo, más que una buena voluntad de los monitores…
    Ahora: Luz, Agua, vehículos alquilados, a poder ser construcciones permanentes, teléfonos móviles de niños y monitores… (un campamento con móviles?=???) Ya no conocí los campamentos con ADSL, pero me imagino que todo se terciará ahora….
    ¿y donde queda el espíritu de Baden Powel????

    • Charly dice:

      el espíritu de BP sigue estando porque la austeridad no está reñida con la utilización de los medios disponibles. Lo que no hay que hacer es abusar, eso sería falta de austeridad.
      Por ejemplo, a las pioneras les pido que lleven sus teléfonos por cuestiones evidentes de seguridad en la ruta.
      Las condiciones de las campas tienen que adaptarse al decreto, ya que si nos vamos de campamento con las “fresqueras” caseras de entonces, la inspección nos hace comprar mantequilla cada día en el super del pueblo. Además eso sería un gasto tremendo ya que detrás de la mantequilla, iría el pescado, la verdura…. lo auténticamente badenpowell sería cazar nuestra propia comida, ordeñar a las vacas y a las cabras, lo que viene siendo un campamento tradicional.
      Tengo que decirte que una madre de una alita del grupo (monitora de antaño del mismo grupo), ante la pregunta de su hija los días previos a ir de campamento “Mamá, ¿cómo es el campamento?”, ella respondió “Pues hija no sé, ahora serán totalmente distintos a cuando iba yo”.
      Una vez allí, el día de padres me confesó que era como si nada (o casi nada) hubiese cambiado, te aseguro que es lo mejor que me han dicho de un campamento últimamente.

      • Charly dice:

        y sobre el adsl no sé pero esos móviles con conexión a los interneses, mola saber la predicción meteorológica para los días de ruta o excursiones de los pequeños, al menos para no estar desprevenido.

  6. ernesto dice:

    Y con respecto a la formación… aunque pereza tenemos todos… y a veces parezca que todos lo sabemos… (esa sensación la he tenido yo en miles de ocasiones en cursos de formación…) (no solo de Trocha, evidentemente…), es FUNDAMENTAL para el conocimiento basado en el intercambio de experiencias.
    Tenemos que dejar de mirar nuestro ombligo y mirar más allá, o por lo menos al ombligo del vecino…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>